Cómo detectar alimentos vencidos

 

La fecha de vencimiento y la prueba del olor no son infalibles. Utilizá esta guía para identificar los alimentos que ya no sirven.

 

Publicado por Tiffany Gagnon


Condimentos envasados

Las salsas y los aderezos untables envasados parecen durar indefinidamente, pero están muy expuestos a contaminarse con bacterias, lo que aumenta el riesgo de provocar intoxicación si se consumen. Los gérmenes pueden empezar a multiplicarse en cuanto destapás los frascos, sobre todo debido a lo que los especialistas llaman contaminación cruzada. “Cuando preparamos sándwiches, por ejemplo, metemos el cuchillo en el frasco del aderezo, untamos con él las rebanadas de pan y lo introducimos otra vez en el envase”, señala Jessica Crandall, nutricionista, educadora en diabetes y vocera de la Academia Americana de Nutrición y Dietética, quien reside en Denver, Colorado. “Al hacer esto, introducimos algunas bacterias en el frasco”. Y advierte algo más: si hay líquido sobrenadando en el producto o notás un cambio de color, tirá el frasco a la basura.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Quesos blandos

Los quesos semiduros, como el cheddar y el gouda, contienen poca humedad. Esto los hace poco atractivos para las bacterias, de manera que pueden durar entre dos y cuatro meses en la heladera si se guardan correctamente. Los quesos blandos —entre ellos la ricota, el brie, el feta, el queso crema y el queso de cabra— se echan a perder más rápidamente. Una vez abiertos, duran una o dos semanas en la heladera. Si notás antes signos de descomposición en ellos (hongos de color azul verdoso, por ejemplo), no los comas; podrías intoxicarte.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Carnes frías

Las fetas de jamón deben consumirse dentro de los tres a cinco días posteriores a la compra o a la apertura del paquete. Por más que permanezcan bien guardadas. Te aconsejamos adquirir solo lo que vayas a consumir en ese período; sé realista. Las carnes frías se contaminan fácilmente con bacterias del género Listeria, que son patógenas y proliferan en ambientes fríos; por eso, aunque se refrigeren, no se conservan mucho tiempo. Si se ponen viscosas o huelen mal, desechalas.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Jugos de fruta exprimidos en frío

Los jugos envasados comunes por lo general se someten a un proceso de pasteurización que elimina las bacterias nocivas y prolonga su vida útil; en cambio, muchos jugos que se exprimen en frío no se pasteurizan, así que podrían estar contaminados. Para evitar riesgos, comprá solo el jugo que vayas a consumir en los dos o tres días siguientes, y mantenelo refrigerado.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Brotes

A diferencia de otras verduras, los brotes crecen en ambientes tibios y húmedos. Bacterias como la Escherichia coli y las del género Salmonella proliferan en estas condiciones: unas cuantas bastan para formar una colonia entera. Los brotes no duran tanto como las hortalizas de hoja, así que no los consumas después de la fecha de vencimiento.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Sustitutos de huevo  

El huevo entero crudo dura entre tres y cinco semanas en la heladera; la vida útil de los sustitutos de huevo, en cambio, es más corta: son aptos para el consumo durante los 10 días posteriores a la compra, o durante los 3 a 5 días posteriores a la apertura del envase, dependiendo de la fecha de caducidad.

 

(Foto: Shutterstock)

 

Dejá tu comentario

Usuarios registrados Ingresar Conectar con Facebook

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

1 COMENTARIOS

dbueno comentó hace 21 días

muy bueno


Palabras Relacionadas

Alimentación alimentos Consejos útiles