¿Por qué no es fija la fecha de Pascuas?

 

Si nunca sabés en qué fecha caerá Pascuas cada año, no sos el único. Esta celebración varía anualmente y tiene sus explicaciones en esta nota.

 

Publicado por Selecciones. Foto principal: Fedorovacz / Shutterstock.


Podemos no saber el día exacto en el que nació Jesús, pero al menos sabemos cuándo veremos Navidad en el calendario todos los años. La fecha de la Pascua es muy variable porque su cronología está basada en el calendario lunar.

 

Los primeros cristianos celebraban la Pascua en la misma fecha que Pésaj, la pascua judía; pero cuando buscaron distanciarse de las prácticas judías, cambiaron la fecha de celebración en el Concilio de Nicea, en al año 325 d.C.

 

Como pasa con las legislaturas, el concilio fue propenso a dictar leyes complicadas: a partir de entonces, la Pascua se celebraría el primer domingo después del plenilunio coincidente o posterior al equinoccio de primavera del hemisferio norte (21 de marzo). Mucho antes de celebrar la resurrección de Jesús, casi todas las sociedades occidentales festejaban el renacimiento de la naturaleza en primavera.

Irónicamente, en idioma inglés y alemán, el nombre de la Pascua cristiana proviene de una diosa pagana. Easter y Ostern derivan de la diosa de los anglosajones Eostre, que regía el equinoccio de primavera. En la mayoría de los otros idiomas, el nombre de la fiesta viene de la palabra hebrea Pesach.

 

(Foto: Art Stocker / Shutterstock)

 

¿Por qué se llama Viernes “Santo” si se conmemora la crucifixión de Jesús?

Este misterio fue planteado por un maestro de catequesis para niños, que siempre se asombró de que un día tan negro tuviera ese nombre. ¿Acaso, se preguntaba, lo de “santo” es irónico?

Un especialista, Erroll F. Rhodes, director asistente de la Sociedad Bíblica Americana, indica que esa interpretación es posible. Pero, al igual que todas las otras fuentes que consultamos, él prefiere verlo como una demostración de fe cristiana:

Podemos quedar conformes en el plano de la retórica si lo consideramos una ironía.

 

Otro razonamiento se basa en el reconocimiento de que la humanidad fue redimida mediante el sacrificio supremo de Cristo en la cruz.

 

A primera vista, la idea se podría describir como una paradoja, pero tradicionalmente los teólogos lo han denominado un misterio; reconocen que sin el Viernes Santo no habría Pascua: una verdad profunda de la experiencia que (al decir de Mark Twain) es más extraña que la ficción.

 

Para los no cristianos podría ser difícil comprender por qué los creyentes no ven el aniversario de la muerte de su Salvador como un día de duelo más que de celebración. Pero desde un punto de vista religioso, muchas “tragedias” se perciben a través del prisma de la redención posterior.

 

Lo expresa de manera muy elocuente Marie Anne Mayeskie, del Departamento de Teología de la Universidad Loyola Marymount:

El Viernes Santo se llama “santo” porque es el día en que los cristianos celebramos el cumplimiento de la salvación por parte de Cristo. En la celebración cristiana litúrgica en particular no es un momento esencialmente triste, aunque sin duda es un evento solemne, que se ve desde la perspectiva de la Resurrección. La tradición cristiana entiende que la obra de Cristo ha transformado la realidad humana de la muerte, e incluso del pecado.

Dejá tu comentario

Usuarios registrados Ingresar Conectar con Facebook

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios. Sé el primero

Palabras Relacionadas

calendario Pascua Religión