El síndrome metabólico

Seguramente oíste hablar del síndrome metabólico, pero ¿en qué consiste? ¿Quiénes lo padecen? ¿Cómo se trata? Te lo explicamos todo en esta nota.

 

 

Publicado por Samantha Rideout. Foto principal: JPC-PROD / Shutterstock.


En una conferencia ofrecida en Nueva Orleans por la Asociación Americana de Diabetes en 1988, el doctor Gerald Reaven señaló que los siguientes problemas de salud suelen concurrir y quizá tengan una causa común: intolerancia a la glucosa, resistencia a la absorción de glucosa estimulada por la insulina, niveles altos de glucosa y triglicéridos en la sangre, presión arterial alta y colesterol bueno (LAD) reducido. Otro factor de riesgo visible es una cintura muy ancha. A toda persona que presente por lo menos tres de estos pro-blemas se le puede diagnosticar el “síndrome metabólico” (SM), término acuñado durante la conferencia de Reaven. 

 

Los afectados corren un riesgo mayor al de la persona media de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares (ECV) por obstrucción o estrechamiento de las arterias.

 

Las condiciones que conforman el SM (desequilibrio de colesterol, hipertensión, etc.) elevan el riesgo de cardiopatías, pero también de agravarse unas a otras y aumentar aun más el riesgo de ECV.

 

(Foto: Mike Flippo / Shutterstock)

 

Se calcula que entre 20 y 25 % de la población mundial padece el SM. No hay consenso sobre sus causas, si bien una hipótesis atribuye la culpa a la resistencia a la insulina (condición por la cual el organismo no puede responder apropiadamente a la hormona que ayuda a las células a absorber la glucosa, y esto ocasiona una serie de desequilibrios). En la mayoría de los casos, lo que desencadena la resistencia a la insulina es el sobrepeso combinado con la falta de actividad física.

 

Es posible tener sobrepeso sin desarrollar el SM, y éste es menos común entre las mujeres obesas que entre los hombres obesos.

 

“Hasta la menopausia, las mujeres producen más estrógenos, y esto se asocia con niveles altos de colesterol bueno y niveles bajos de triglicéridos”, explica el doctor Bruce Wolffenbuttel, profesor de endocrinología y metabolismo en el Centro Médico de la Universidad de Groninga, Holanda, y añade que es más probable que se produzca el SM cuando la grasa se concentra alrededor de la cintura; este tipo de grasa genera más proteínas potencialmente dañinas.

 

(Foto: Sisacorn / Shutterstock)

 

Si reunís los criterios del SM, tu médico puede recetarte fármacos para cada condición. Hacer más ejercicio y llevar una dieta saludable es también clave para combatir todo el grupo de problemas; proponete bajar entre 5 y 10 % de tu peso corporal en un año. Si se hace un esfuerzo sistemático, el síndrome metabólico es reversible en buena medida, al igual que sus riesgos.

 

Dejá tu comentario

Usuarios registrados Ingresar Conectar con Facebook

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios. Sé el primero

Palabras Relacionadas

metabolismo Salud